Algunos consejos para la limpieza de garajes

El garaje es un lugar que, en mayor o menor medida, debemos considerarlo como parte de nuestro hogar. Ya sea un garaje comunitario o un garaje particular, lo cierto es que es una zona en la que se acumula mucha suciedad y a veces dejamos de lado su limpieza o no le prestamos la suficiente atención.

Tipo de suciedad de un garaje

Normalmente un garaje es un lugar amplio, oscuro y no cuenta con una buena ventilación, por lo que es conveniente que se realicen limpiezas regulares, ya que un garaje sucio puede llegar a ser una fuente de infección.

  • Gases tóxicos
  • Líquidos derramados
  • Residuos grasos
  • Telarañas
  • Plásticos
  • Polvo
  • Hojarasca

Todo ello se multiplica cuando el garaje es comunitario, ya que a más personas y más coches, más suciedad se acumulará.

Factores a tener en cuenta

  • Cantidad de vehículos en un garaje
  • Acabado del suelo del garaje
  • Pilares, columnas, tubos y tuberías, interruptores, extintores y un sinfín de elementos que acumulan suciedad
  • Manchas en el entorno del garaje
  • Comprobación del estado de los desagües
  • Acceso a tomas de corriente y agua

Todos estos aspectos se deben tener en cuenta a la hora de limpiar un garaje, para que la limpieza sea la más adecuada.

Si es posible, es recomendable hacer una limpieza mensual del garaje, especialmente del suelo. También, lo ideal sería  hacer otra trimestral que deberá ser en profundidad para eliminar suciedad, grasa y otros residuos tóxicos.

Además, debería de tenerse en cuenta que un garaje comunitario debe de limpiarse con maquinaria y productos específicos, así como poseer una buena formación en técnicas de limpieza para que el resultado sea el más duradero y las instalaciones se mantengan en buen estado.

Es imprescindible que esté completamente vacío, sin ningún vehículo que pueda entorpecer la limpieza. Lo mejor es hacer un barrido industrial, y cuando el suelo del garaje lo permita (si está pulido), aplicar un fregado industrial. Del mismo modo es importante aplicar un desengrasante para limpiar las manchas de aceite y otros líquidos procedentes de fugas de los coches que acaban en el pavimento.

Y por último uno de los pasos más olvidados: la higienización de zonas comunes y paredes que pueden quedar impregnadas por las partículas contaminantes del humo de los coches y por otros productos.

Resulta muy acertado contratar un servicio de limpieza profesional para que se encargue al menos de esta área de la casa, ya que se encargarán de brindar una limpieza eficaz en cada rincón con el equipo y productos adecuado, lo cual nos facilitará el mantenimiento de esta zona. En LIMASUR contamos con una amplia experiencia en la limpieza de este tipo de espacios, por lo que puedes contar con nosotros sin problema.

Entrada anterior
La importancia de tener un buen descanso
Entrada siguiente
Consejos para limpiar el colchón