La importancia de tener un buen descanso

El verano es la época en la que la mayoría de los españoles (los que pueden) aprovechan para coger sus vacaciones.

Unos días de desconexión, relax, pasar tiempo con la familia, viajar, divertirse, aprovechar para hacer todo aquello que durante el tiempo en que trabajamos no podemos hacer.

Sin embargo, con todas esas cosas que queremos hacer, pocas veces caemos en la cuenta de lo necesario que es descansar.

La importancia de un descanso adecuado para la salud tiene un impacto global en todo tu organismo. Y, sin embargo, muchas veces, infravaloramos el efecto que tiene un buen descanso en nuestro bienestar físico y mental, abducidos en parte por el frenético ritmo de la sociedad actual, donde dormir se asocia a una pérdida de tiempo. Y lo cierto es que descansar bien tiene múltiples beneficios:

  1. Potencia la memoria. El cuerpo y la mente necesita resetearse, como si de una computadora se tratara. Por eso, dormir contribuye a que fijes la información que has asimilado a lo largo del día.
  2. Mejora la agilidad mental. Las investigaciones científicas también han desvelado que un sueño reparador influye en la efectividad de los procesos psicológicos, como la inteligencia, la capacidad de atención y la agilidad mental. Tanto es así que incluso se asocia un descanso insuficiente con un mayor riesgo de sufrir enfermedades degenerativas, como el Alzhéimer.
  3. Aporta felicidad. Al dormir liberas endorfinas, conocida como la hormona de la felicidad. Este es el motivo por el que te sientes de buen humor tras una buena sesión de descanso.
  4. Reactiva el aparato locomotor. Mientras descansas, tus músculos y articulaciones liberan la tensión acumulada a lo largo del día, especialmente en la fase IV y la fase REM, permitiéndote despertar con energías renovadas.
  5. Refuerza el sistema inmunológico. Otro de los beneficios de un descanso óptimo es que favorece el funcionamiento del sistema inmune, gracias a los procesos homeoestáticos que se producen durante el sueño, fortaleciendo tus defensas y previniendo el desarrollo de enfermedades.
  6. Reduce el dolor. Las personas que sufren problemas de sueño son más sensibles al dolor, por lo que ven cómo se intensifican o agravan los efectos de enfermedades crónicas que cursan con dolencias físicas.
  7. Controla la obesidad. Aunque puedas pensar lo contrario, dormir favorece el control del peso. Eso se debe a que, dormir poco aumenta el cortisol, la conocida como hormona del estrés, que está involucrada en el sobrepeso y la obesidad. Es más, la probabilidad de padecer Diabetes es dos veces mayor en aquellas personas que habitualmente duermen menos de 6 horas.
  8. Protege tu corazón. Un sueño de calidad también protege tu sistema cardiovascular. Al reducirse la adrenalina y el cortisol, se rebaja la tensión arterial y la frecuencia cardiaca, y al aumentar la melatonina, las células y los tejidos del corazón se regeneran.
  9. Cuida tu visión. Otro de los procesos que tienen lugar durante el descanso es la regeneración de la rodopsina, un pigmento sensible a la luz. De este modo, la importancia de un descanso adecuado para la salud también tiene efectos positivos en la visión.
  10. Ayuda a tu piel. ¿No sientes que, cuando duermes apaciblemente, te despiertas con una piel más iluminada? Durante la noche, los nutrientes y el flujo sanguíneo de la cara aumentan, lo que conlleva que elimines toxinas y que las células se regeneren, mejorando el estado general de la piel.

Ante todos estos datos, ¿qué puede hacer Limasur por ti? ayudarte en todas esas tareas domésticas diarias que te ocupan tiempo y te impiden descansar más y mejor.

Entrada anterior
Verano, época de pintura y limpieza
Entrada siguiente
Algunos consejos para la limpieza de garajes