Cómo ahorrar agua con unos pequeños cambios

Según el INE, cada español gastamos de media 132 litros de agua al día. Con la situación que tenemos actualmente de sequía, no sólo en España sino en prácticamente todo el planeta, esto supone un gran problema a medio y largo plazo.

Por ello, desde LIMASUR ofrecemos nuestros servicios de limpieza, que gracias a la profesionalidad de nuestros/as empleados/as, se realizan de manera eficiente y respetuosa con el medio ambiente, utilizando la cantidad de agua necesaria para ofrecer un servicio de calidad sin derrochar este bien tan preciado. 

 

Además, queremos hablarte de unos pequeños cambios que se pueden hacer en nuestro día a día que pueden ayudar a ahorrar agua.

  • Cierra el grifo siempre que no lo uses. Esta es una regla básica pero muy efectiva. Da igual si te estás lavando las manos, cepillando los dientes, afeitándote o fregrando e incluso mientras te lavas el pelo. Cierra el grifo si no es estrictamente necesario que esté abierto.
  • Asegúrate de que los grifos cierran bien y que no hay escapes.
  • Instala reductores de caudal. Estos aparatos ayudan a reducir el agua que sale mediante filtros. La OCU cifra entre un 18% y un 47% el ahorro de consumo como media, aunque puede llegar al 79% en determinados casos.
  • Dúchate en lugar de bañarte. Otro consejo básico si quieres reducir el consumo de agua en el baño. Un baño gasta un 50% menos de agua. Si además limitas a 5 minutos el tiempo de la ducha puedes ahorrar cerca de 3.500 litros al mes.
  • Regula la cisterna del inodoro. Este es uno de los trucos clásicos para gastar menos agua. Puedes regular el inodoro hasta el máximo e incluso más allá. Tan solo necesitas llenar dos botellas de agua y ponerlas en la cisterna. Con  este método ahorrarás entre dos y cuatro litros de agua cada vez que tires de la cisterna.
  • Recuerda que el inodoro no es una papelera.
  • Aprovecha el agua que cae mientras esperas a que se caliente. Basta con poner un cubo o un balde y podrás reaprovechar ese agua para regar las plantas o fregar el suelo, por ejemplo.
  • Usa la lavadora y el lavavajillas a carga completa y no laves a mano. En caso de que tu aparato no permita trabajar a media carga espera hasta poder llenar un lavavajillas o una lavadora, Hacerlo supone un ahorro del 40% frente a lavar a mano.
  • Lava frutas y verduras en un recipiente en lugar de bajo el grifo.
  • Pon ollas y sartenes a remojo. Será más fácil fregarlas y gastarás menos agua al hacerlo.
  • Apuesta por electrodomésticos A+ y A+++. Si además buscas un lavavajillas o lavadora  que directamente incluya programas ecológicos, mejor. Según los datos de la OCU una lavadora antigua puede gastar 80 litros por cada lavado frente a los 50 de una nueva.
  • Apuesta por las plantas autóctonas. Las plantas habituadas al clima no necesitarán tanta agua.
  • Riega por la mañana o por la noche. Así evitarás que el agua se evapore antes de ser absorbida.
  • Tapa la piscina si no se va a usar. Así evitarás que el gua se ensucie y que se evapore.
Entrada anterior
Consejos para limpiar el colchón
Entrada siguiente
Consejos para cerrar tu vivienda de vacaciones hasta el próximo año