Consejos para mantener limpia tu piscina

¡Se acerca el verano! Y antes de que llegue te vamos a dar unos consejos para que este lista para estas vacaciones.

Si necesitas una limpieza más profunda no te preocupes en Limasur podemos encargarnos de dejarte la piscina como nueva y de mantenerla… Y sin más dilación que comience el post

Comprobar la composición de la piscina

Debería comprobarse la composición química del agua de la piscina una o dos veces por semana durante el verano, y cada una o dos semanas en invierno. El pH debería mantenerse entre 7.2 y 7.8, y, cuanto más bajo sea el pH entre estos límites, menos cloro necesitará la piscina. Conforme sube el pH, el cloro se hace cada vez menos activo, por lo que muchos consumidores le añaden mayor cantidad. El cloro en agua con un pH de 7.0 tiene una actividad de alrededor del 50%, y con 8.0 está sobre el 10%. Controla el pH adecuadamente y necesitarás utilizar mucho menos cloro.

Limpiar lo(s) filtro(s) del skimmer cada semana

El skimmer está instalado a un lado de la piscina, y su función principal es la de limpiar la superficie de la piscina antes de que los desperdicios contaminantes se saturen y lleguen al fondo. Todo lo que hay en su piscina llega a la superficie del agua, así que cuanto más efectivo sea el skimmer, mejor podrá limpiar las cosas de la piscina. Hay un panel de acceso redondo en la parte de arriba, ábrelo y tira los contenidos del filtro. Mantenlo limpio todo el tiempo.

Limpia las pelusas que hay en la parte delantera de la bomba de la piscina

Deberías hacer esto cada dos semanas o siempre que sea necesario. Apaga la bomba para hacer esto y deja salir la presión del sistema. Esta es la cesta instalada justo dentro del cristal transparente de la bomba de la piscina. También puedes limpiar el depósito de desperdicios o el vaso para las hojas. Se recomienda tener un atrapahojas y un sistema de eliminación de desperdicios. Consigue una bomba de velocidad variable o de doble velocidad cuanto antes, si no la has actualizado ya. El gasto inicial que suponen las bombas de varias velocidades merece la pena.

Comprueba el nivel del agua

¿Es demasiado alto o bajo? El agua debe estar justo en el nivel central del skimmer de la piscina o de los azulejos, para unos resultados y una actuación óptimos. Si está muy bajo, puede hacer que la bomba se seque y se queme; y, si está demasiado alto, el skimmer no funcionará correctamente. Esa puerta es la que mantiene los desperdicios en el skimmer.

Comprueba el clorador

Si tienes un clorador salino o un dosificador de cloro, necesitas revisarlos para comprobar que tengan unos niveles adecuados de cloro y que no se hayan llenado o incluso atascado. Este dispositivo, según su estilo y características, tiene la capacidad de añadir constantemente el residuo de cloro que sea necesario.

Comprueba el ozonizador

Si tienes un ozonizador, asegúrate de que el piloto está encendido y que realmente está en marcha. El ozono, al igual que un equipo UV o una combinación de los dos, puede reducir la cantidad de cloro que necesita la piscina. Hay de diferentes tipos, y muchos tienen instrucciones diferentes de uso e instalación. Familiarízate con el que has instalado en tu piscina.

Comprueba el generador de cloro

Si tu piscina es de agua salada, también llamada “piscina sin cloro”, entonces presta atención a estos consejos. Todo lo que un generador de cloro hace es producir cloro, para no tener que comprarlo, almacenarlo ni manejarlo. Esta comodidad tiene su precio y tiene algunos riesgos. La celda debe mantenerse limpia y la composición química de la piscina es aún más importante para que funcione bien. No añadas demasiada sal, si el agua tiene sabor salado, es demasiada. Los sistemas de sal elevan artificialmente el pH. Como resultado, utilizará más ácido. Este dispositivo es fantástico si se usa y entiende correctamente. Puede resultar caro de adquirir y mantener, pero proporciona una experiencia maravillosa en el agua.

Limpie los filtros de la piscina

Limpia tu filtro con regularidad, siempre que lo necesite. Un buen filtro es el de cartucho. Este tipo de filtros proporcionan las mejores corrientes, gastan poca agua (no lavan a contracorriente), consiguen que el agua esté limpia y reluciente, y solo es necesario limpiarlas un par de veces al año. Sí que pueden necesitar otra limpieza tras una tormenta fuerte o unas cuantas veces al año, según las condiciones de tu piscina. Lo ideal sería limpiarlas cada 4-6 meses. Si tienes otro set de accesorios, lo cual es una gran idea, el trabajo es mucho más fácil y rápido. Sumerge los filtros sucios en una solución de ácido muriático al 10% o una solución de Fosfato Trisódico (TSP). Utiliza un cubo de caucho. Ponte guantes y gafas protectoras. ¡Cuidado! Añade siempre el ácido al agua, NO el agua al ácido. Después, enjuaga los filtros hasta que queden limpios y déjalos secar. Guarda sus suministros hasta la próxima vez.

Entrada anterior
Como limpiar el teclado
Entrada siguiente
Porqué el césped artificial es más beneficioso que uno natural