El verano y las reuniones con familiares y amigos

Al igual que la navidad, la época estival es un buen momento para organizar reuniones con nuestros familiares y amigos. El buen tiempo incita a juntarnos y pasar un rato divertido en buena compañía. Lo pasamos muy bien, pero cuando esas reuniones se celebran en casa, luego queda la ardua tarea de recoger y limpiar.

Nada más pensarlo nos desesperamos, pero teniendo en cuenta unos sencillos trucos esta tarea vemos que no es tan complicada.

1. Bolsas de basura

El primer paso para empezar es coger una bolsa de basura (preferiblemente grande tipo saco) e ir echando dentro todos los residuos y productos no reciclables que se hayan usado en la fiesta, como los vasos, cubiertos y platos de plástico de un sólo uso. También es importante que puedas clasificar la basura, así lo tendrás más organizado y podrás cuidar del medio ambiente. Deberás coger una bolsa para los envases de vidrio, y otra para los plásticos y la latas que se hayan utilizado en la fiesta.

2. Separa la comida

Después de esto, hay que organizar la comida y la cocina después de celebrar una fiesta: separar la comida que ha sobrado y que puedes volver a utilizar, de toda aquella que se ha estropeado y que está para tirar a la basura. Lo mejor es que esta comida haya estado previamente guardada en la nevera, para evitar cualquier riesgo de intoxicación alimentaria.

3. Pon el lavavajillas

Uno de los mejores aliados en la limpieza post-festiva será el lavavajillas, si lo tienes. Aprovecha y mete todos los elementos de cristalería, vajillas y cubiertos que se hayan usado en la fiesta. Pero como probablemente estos platos llenos de resto de comida hayan estado toda la noche a la intemperie, es mejor que antes de meterlos en el lavavajillas, llenes la pileta de la cocina de agua y detergente y los dejes en remojo durante un buen rato. O mejor todavía, utiliza utensilios desechables (mejor de cartón que de plástico) y así te ahorrarás mucho trabajo.

4. Elimina la suciedad del suelo

Después de una fiesta, lo normal es que el suelo de la casa sea uno de los elementos más sucios. Por ello, y con el objetivo de quitar todos aquellos pegotes de suciedad que se han pegado al suelo, lo mejor para que el suelo se quede limpio y brillante es que lo friegues después de haberles pasado el aspirador o la escoba. También debes quitar la suciedad de las mesas con un paño y un buen chorro de producto multiusos.

5. Limpieza del baño

Ahora ha llegado el momento del limpiar el baño. Puedes emplear una solución de agua con vinagre para eliminar la suciedad del lavabo, o una solución de bicarbonato y vinagre blanco de limpieza para dejar como nuevo el inodoro.

6. Elimina las manchas

Es importante que aproveches bien el tiempo para quitar todas aquellas manchas delicadas de manteles, sofás, alfombras y todos aquellos elementos que requieran de una limpieza especial. Recuerda que cuanto antes limpies todos esos tejidos, más fácilmente saldrán las manchas.

Si no tienes tiempo o no tienes ganas de afrontar todo lo que conlleva celebrar una fiesta o reunión, también puedes contar con nosotros. Como siempre, desde LIMASUR podemos ayudarte con la limpieza de tu hogar y haciendo que disfrutes de tú tiempo libre.

Entrada anterior
¡Es época de aprovechar la terraza!
Entrada siguiente
Hoy 21 de julio, Día Mundial del Perro