Limpieza de oficinas: trucos y consejos

   La limpieza de oficinas y despachos es una tarea indispensable a la hora de crear un óptimo ambiente laboral, porque una oficina limpia y ordenada, favorece un rendimiento eficaz de los empleados, disminuyendo los cuadros alérgicos, y el contagio de enfermedades comunes de carácter estacional como resfriados y gripes, al eliminar con la limpieza diaria la mayoría de los alérgenos y microbios.

   Pero esto no es todo, ya que una oficina limpia y ordenada, es la primera tarjeta de presentación ante los clientes, a los que tenemos que ofrecer una imagen impecable que trasmita calidad y excelencia en nuestro negocio.

   Los titulares o responsables de despachos y oficinas, en su mayoría, son conscientes de la necesidad de mantener sus instalaciones en perfecto estado, por lo que de una forma u otra resuelven esta necesidad, bien con personal contratado directamente para realizar el mantenimiento de limpieza, o bien delegando este servicio en alguna empresa de limpieza profesional.

   Entre estas dos opciones, la primera, es decir contratar directamente el personal de limpieza, puede no ser totalmente eficaz, ya que obligará a dedicar una atención y tiempo en el seguimiento e instrucciones a algún responsable, que mientras deberá dejar aparcadas otras tareas propias de su cualificación profesional. Por ello, resulta más eficiente para el negocio dejar en manos de una empresa profesional esta tarea, ahorrando tiempo y esfuerzo.

   Para que la la empresa de limpieza cumpla con tus necesidades y con tus expectativas, a continuación te traemos algunos consejos:

COMUNICACIÓN

   La comunicación con la empresa de limpieza es clave para conseguir que el trabajo se ajuste a lo que necesitas. Así pues, si no estamos satisfechos con alguna cuestión relacionada con la limpieza de la oficina, deberemos hacerlo saber lo antes posible.

CUÁLES SON LAS ZONAS QUE NECESITAN MAYOR HIGIENE

   Hay zonas donde la limpieza debe ser más concienzuda o más frecuente debido al uso que se les da y al tránsito de personas. Es el caso de los baños, donde se acumula una mayor cantidad de microorganismos. Debes comunicar tus necesidades a la empresa de limpieza para que estas zonas siempre estén impecables.

LOS EMPLEADOS DEBEN MANTENER ORDENADOS SUS PUESTOS DE TRABAJO

   Las empresas de limpieza se encargan  de limpiar los puestos de trabajo de los empleados, pero muchas veces se ven obligados a perder mucho tiempo moviendo objetos para poder limpiar. En cambio, si los trabajadores mantienen cierto orden en su lugar de trabajo, el trabajo de la empresa será más eficiente.

TAREAS Y FRECUENCIA DE LA LIMPIEZA

   Tendrás que acordar con las empresa de limpieza qué tareas habrá que realizar y la frecuencia de cada una de ellas. De esta forma, podrás quedarte tranquilo y evitar estar pendiente cada semana de las tareas de limpieza que hay que hacer.

HORARIOS DE LIMPIEZA

   Según el tamaño de las instalaciones y la cantidad de trabajadores de la empresa, puede establecerse una periodicidad óptima para las tareas. Lo mejor es que el servicio se lleve a cabo fuera del horario de trabajo, de manera que no se interfiera en el trabajo de los empleados.

 

  Si tras estos consejos necesitas conocer más sobre LIMASUR, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Podemos asesorarte y ofrecerte un presupuesto acorde a tus necesidades y tu bolsillo.

Entrada anterior
Consejos para mantener limpia una comunidad de vecinos
Entrada siguiente
Limpieza de clínicas dentales: especificaciones y consejos