Limpiar el horno puede ser fácil

El horno es un gran aliado en nuestra cocina, sobre todo en estos tiempos en los que intentamos alimentarnos de manera más saludable, evitando los fritos y comiendo más platos cocinados al vapor, a la plancha y al horno.

Lo ideal es limpiar un poco el horno después de cada uso, así no se convertirá en caldo de cultivo de gérmenes y microorganismos. Primero, saca todas las bandejas del horno y después, con un estropajo suave y un poco de detergente de lavavajillas será suficiente. Pasa tanto las paredes del horno como el cristal interior y después pasa una bayeta húmeda para retirar los restos de jabón. Aun así, conviene hacer una limpieza más exhaustiva del horno cada 6 meses.

Aunque intentes llevar una limpieza diaria superficial, es probable que en el interior se acumulen manchas y alimentos quemados. En este caso, el mejor remedio es limpiar el horno con bicarbonato y vinagre. Te recomendamos que utilices este método un día por la tarde, ya que tendrás que esperar 12 horas para que la mezcla haga efecto.

  • Saca las bandejas del horno (más adelante te explicamos cómo limpiarlas).
  • En un bol, haz una mezcla con 10 cucharas de bicarbonato, 4 de agua y 3 de vinagre hasta formar una pasta espesa. Si te sale demasiado líquida, añade una cucharada más de bicarbonato.
  • Cubre la suciedad con esta pasta. Emplea una espátula de silicona para hacerlo.
  • Deja que actúe toda la noche.
  • Al día siguiente, aclara con una esponja humedecida con jabón neutro. Hazlo tantas veces como sea necesario hasta que hayas eliminado todos los restos de la pasta.
  • Termina pasando una bayeta húmeda para retirar todos los restos de jabón.
  • Para terminar de limpiar el horno, enciéndelo a temperatura baja durante no más de 15 minutos. Así se secará del todo.

Además, tenemos unos trucos para que el horno no se ensucie tanto con el uso diario:

  • Forra las bandejas con papel de aluminio o papel para el horno.
  • Cuando tu plato ya esté listo saca toda la bandeja, tendrás mayor estabilidad y evitarás salpicaduras o que se viertan la salsa.
  • Limpia el horno después de casa uso.

Desde LIMASUR podemos ofrecerte nuestros servicios para este tipo de limpieza y cualquier otra que necesites en tu hogar.

Entrada anterior
¡Bienvenido otoño! Prepara tu casa para esta nueva estación
Entrada siguiente
Limpiar después de una obra… ¡sí se puede!